Puntos fuertes y debiles en una entrevista de trabajo

Conocer tus puntos fuertes y debiles en una entrevista de trabajo puede ser la diferencia entre ser el candidato seleccionado o no serlo.

Todos tenemos nuestros puntos fuertes y por lo tanto, nuestros puntos débiles. Concéntrate en analizar tus puntos fuertes y débiles y sobre todo en localizar los primeros, esto te será de ayuda.

Al preparar tu currilum vitae debes de enfocarlo mostrando en que áreas de tu profesión dispones de estos puntos fuertes. Una vez conocidos, podrás desarrollarlos en una entrevista de trabajo.

Puntos fuertes y debiles en una entrevista de trabajo

Piensa qué tienes tú que te distinga del resto de candidatos: 

  • Experiencias (dirigiendo equipos…).
  • Conocimientos específicos (habilidades con una herramienta informática determinada…).
  • Atributos personales (carisma, características físicas…).
  • Ventajas que puede ofrecer su edad (experiencia o juventud).
  • Vivencias personales (por ejemplo, una época residiendo en el extranjero).
  • Capacidades infrecuentes en el resto de candidatos (infraestructura para trabajar desde casa, disponibilidad para trasladarte lejos de la ciudad en la que vives, disponibilidad para  jornadas amplias o para moverte en cualquier momento sin aviso previo…).

No tengas miedo en detenerte ahora e identificar tus puntos débiles. Es un error pasarlos por alto. Son muy pocos los puntos débiles que te cierran automáticamente una puerta. Lo más correcto es analizar en qué medida representan una amenaza de cara a la obtención de ciertos empleos.

Puntos fuertes y debiles en una entrevista de trabajo

Por poner un ejemplo, se podría dar el caso de que tenga la experiencia y la preparación necesaria para un trabajo, pero que descubra que todas las ofertas oscilan entre 30 y los 40 años, cuando tu acabas de cumplir 49 años.

¿Cómo debemos actuar: negándonos a nosotros mismos?

1. Reflexiona sobre hasta qué punto este dato te descarta; si ves que no hay solución, desecha el trabajo, pero, si crees que el factor edad puede no ser determinante, empieza a pensar en formas de contraatacar.

2. Podrías indicar en tu curriculum vitae o en la entrevista de trabajo que estas acostumbrado a trabajar en entornos de gente más joven: así reducirás el posible miedo de la empresa a que no te adaptes al puesto.

3. También sería inteligente resaltar que te mantienes puntualmente al día de todas las novedades en el sector (cursillos de reciclaje, conferencias…) y así no ofrecer la impresión de que partes con desventaja respecto a competidores recién salidos de la universidad.

Ante un proceso de selección debemos de estar preparados y no hay mejor manera de conocer los puntos fuertes y debiles en una entrevista de trabajo.

Los Puntos Débiles de un Aviso Seleccionado:, , Puntos Fuertes y Debiles Entrevista,
Los Puntos Débiles de un Aviso Seleccionado:, , Puntos Fuertes y Debiles Entrevista,

Leave a Reply